manteles-tejidos-a-crochet.jpeg

¿Quién no ha visto a nuestras abuelas o a nuestras madres  horas o tardes enteras hilando y tejiendo con una  destreza  que parece ya heredada?

Manteles tejidos: de la casa a la corte

Es que la técnica del Crochet, es una técnica milenaria que se popularizó en Europa a partir del siglo XVIII. Inclusive grandes familias de Francia y Alemania la convirtieron en un sustento diario y muy productivo en las zonas alejadas de las ciudades.

Los manteles tejidos a crochet fueron muy populares durante esos días, a pesar de que las mujeres también usaban esta técnica para vestirse o adornar sus vestidos.  Los manteles tejidos a crochet se hicieron populares; en principio para adornar las modestas casas de la gente del campo, pero luego, con la moda que impuso La Reina Victoria, en donde descartaba que solamente el Crochet era usado por las clases más bajas, el crochet empezó a adornar las cortes   y las sofisticadas mesas de la realeza Europea.

La reina Victoria además, popularizo el crochet como una técnica, que debía aprenderse y pensarse desde un punto de vista artístico.

Herencia y costumbre

El primer “manual” de tejido a Crochet, data del año 1842, que se publica con instrucciones detalladas de cómo debía hacerse esta técnica. Cada vez la moda fue tomando más popularidad hasta que luego se convirtió en una técnica que se transformo en un clásico.

Así, los manteles tejidos a Crochet fueron pasando de generación en generación hasta adornar la casa de nuestras abuelas y nuestras tías.